miércoles, 20 de febrero de 2008

Más sobre Alicia Castañeda Martos

La Cuesta del madero

Es pronto, demasiado pronto para mencionar lo ocurrido. Hablar de Alicia Castañeda en estas circunstancias, tratar de expresarnos, de escribir algo legible, define una imprudencia total, una actitud temeraria porque los sentimientos en su fragilidad y recurrencia brotan y aniegan cualquier razonamiento, toda reflexión. Pero, ¿es que existe alguna en torno del lo inescrutable, del destino sórdido que cual zarpa en ristre degüella la vida?

El desconcierto y la ofuscación nos cubren a manera de velo tenue y empañan la conciencia y el entendimiento. La fuerza de la vida enfrenta a su contraria, ―la muerte― con una marea de emociones dispersas y demandantes. No se puede, es imposible encontrar un punto de sosiego, un rincón de calma ante tal aturdimiento. Pero tampoco podemos silenciarnos como una roca, o callarnos como una piedra, al decir del poeta Javier Heraud.

Necesitamos hablar, decir algo; si la retratásemos, encontraríamos ante todo su sonrisa, pero, en contraposición seriedad con el compromiso contraído y celeridad en el trabajo, como una impronta de vida. La veríamos siempre atenta a otorgar ayuda y apoyo al ser desvalido; también los animales sabían de su cobijo. ¿Qué será ahora de sus tres gatos y de ―la ovejita―, una perrita lanuda?

En los últimos meses ella concluyó con su labor de hurgar por treinta años en los viejos papeles de la Marina, archivo donde coincidimos por algún tiempo, ―amén del colegio y la universidad―, y con esos documentos escribió los perfiles biográficos de cientos de hombres de mar y su trayectoria por la historia naval. Se encargó de redactar y cuidar que todo lo investigado quedase impreso, publicado en un libro, "Diccionario biográfico marítimo peruano", juntamente con el historiador naval Jorge Ortiz Sotelo, tarea que culminó con una presentación oficial del trabajo.

Viajó los dos últimos meses por su amada Europa, continente al que volvió en repetidas ocasiones y con planificados paseos. Los castillos del valle del Loira fueron su primera meta hacia Francia en 1996. En un periplo documentado mediante internet, nos envió, paso a paso su ruta de encuentros y desencuentros; la descripción de rincones, de lugares, y nos dejó sus impresiones, pero sobre todo la alegría de vivir expresada en cada línea.

Antes de su regreso, fotografió en Escocia un puente medieval donde se dio una trascendente batalla y cierta sutil aparición inclinó la victoria del lado cristiano; Alicia hizo la foto del puente, pero no avistó, por la distancia y las brumas, una Cruz erigida en recuerdo de tal hecho. Creemos que no la vio ―la descubrimos como una revelación en la foto― porque ya estaba dispuesto con secreto insondable, como siempre, que fuese el Señor quien determinase su partida, el ascenso sin retorno por la Cuesta del madero. Nombre éste, premonitorio tal vez, de un vino que tomamos en el último almuerzo, ofrecido tan generosamente en su casa, como ignota y serena despedida.

Flor de Marìa Cosio.
26 de diciembre del 2007.

4 comentarios:

MP3 e MP4 dijo...

Hello. This post is likeable, and your blog is very interesting, congratulations :-). I will add in my blogroll =). If possible gives a last there on my blog, it is about the MP3 e MP4, I hope you enjoy. The address is http://mp3-mp4-brasil.blogspot.com. A hug.

barb michelen dijo...

Hello I just entered before I have to leave to the airport, it's been very nice to meet you, if you want here is the site I told you about where I type some stuff and make good money (I work from home): here it is

lenaunmsm dijo...

Las Mascotas que adoraba la Sra Alicia Castañeda :
Me permitó escribir este comentario ya que he leido la reseña, respecto de la Sra Alicia, una maravillosa persona y amante de los animales, me tomó la libertad de informales que gracias a dios y a la Sra Alicia que se aun esta presente en cada una de las personas que la conocimos, todas sus mascotas pudieron encontrar hogar, con familias que les darán amor y los cuidados adecuados, mi nombre es Lena Torres soy Bachiller en Medicina Veterinaria de la UNMSM conocí a la Sra Alicia hace algunos años, y compartiamos una gran pasión por ayudar a cada animalito que pasaba por nuestras vidas.
Sus mascotas se llamaban Nicholas, Alejandra (caninos) asi como Federico, Maxi e Ivan (felinos) cada uno de ellos tienen ya un hogar, asi que podemos estar tranquilos, ya la Ovejita tiene un lindo nuevo hogar, con personas muy buenas Charo y Beto, amigos y vecinos de Alicia. Además debo resaltar que hay dos perritos más, los cuales eran ahijados de Alicia, sus nombres son Gastón y Lucas, estos eran perritos que llegaron a la urbanización y fueron acogidos por los señores de seguridad del parque, ellos tambien están hoy en buenas manos y seguirán siendo atendidos como corresponde.
Si es de su interes saber como están los animalitos pueden escribir al correo lenaunmsm@hotmail.com les responderé a la brevedad posible
Atte Lena Torres Chávez

Anónimo dijo...

Good fill someone in on and this enter helped me alot in my college assignement. Say thank you you as your information.